Ejercicio cómo propósito de año nuevo


 

Coach, el inicio de año siempre es un buen momento para aumentar clientes y entrenamientos. Sin embargo sabemos que conforme pasa el tiempo es difícil mantener la constancia en las personas. En este artículo queremos darte algunos tips para que sigas motivando a tu clientes y continúen haciendo ejercicio contigo.

Para comenzar, es importante comprender que cuando intentamos cosas nuevas, la mayoría de las veces es complicado mantenerlo como hábito y seguir constantes. Es por esto que nuestro tip #1 es:



1. Empezar de poco en poco. Es muy común que las personas quieran empezar de la manera más intensa y comprometida posible, para eso pagan inscripciones a gimnasios, compran equipo nuevo o hacen las rutinas más elaboradas con la finalidad de no renunciar, pero… ¿qué pasa? Comienzan a tener bastante agotamiento físico y miedo a fallar, por ende terminan tomando “días de recuperación” que a la larga los alejan de su objetivo. ¡Mejor empezar al revés! Ayudarles con pequeños cambios y pequeñas acciones que poco a poco harán que se sientan más fuertes y con los que verán resultados duraderos.


2. Llevar un registro. Esto nos ayuda a tener de manera más visual el progreso de tus clientes. Con RookLEAGUE este paso es mucho más sencillo, pues guarda las métricas de sus entrenamientos, ya sea que entrenen de manera individual o en alguna de tus clases grupales.

Además, con nuestro módulo para entrenamientos remotos, RookREMOTE, tus clases pueden convertirse en auténticas experiencias interactivas y retadoras, con atención personalizada para cada uno de tus usuarios, sin abandonar los beneficios de una clase grupal (como el sentido de comunidad, y la motivación que genera pertenecer a un grupo).

Si quieres saber más de nuestro sistema y todos los beneficios que tenemos para ti y tu negocio, mándanos un mensaje haciendo clic aquí.




3. Iniciar con un compañero, ¡o más!. Motivarlos a querer compartir el hábito nuevo que quieren adaptar con alguien más suele ser bastante efectivo, ya que en esos momentos en los que la flojera o la falta de motivación los incita a no hacer ejercicio, tendrán a una persona que los impulse a no rendirse. Entre más personas, más fácil será para todos mantener la constancia.


4. Ejercitar su mente. Hay que recordarles que todo inicia y termina con un pensamiento, por eso te sugerimos que los empapes de recomendaciones relacionado a su objetivo, ya sea motivacional o informativo. Así estarán continuamente en contacto con el tema y construirán una comunidad fuerte.


5. ¡No dejar que se rindan! Cada día y cada entrenamiento cuenta y los acerca más a su objetivo. Si en algún momento se sienten cansados y con ganas de tirar la toalla, es importante recordarles todo el camino que ya recorrieron y hacerlos sentir orgullosos de eso.




Sigue ayudando a tus clientes a convertirse en su mejor versión.
Mándanos mensaje para conocer cómo podemos ayudarte


30 views0 comments